Escocia en moto – De Zamora a Arcachón (Francia)

Buenos días.

Empieza el viajeeeeeeeeeeeee. Hay muchas ganas. Muchas. Muchos meses de charlas y preparativos. Ya está aquí.

En Zamora, a punto de salir
En Zamora, a punto de salir

Es 30 de mayo de 2014 y son las 11:00 de la mañana. Salimos desde el Chalet de Merino. El monta el GPS TOMTOM de Antonio Folgado y yo el GPS Chinorris que pille por internet. A ver cómo van. Empezamos con muchas ganas y con la intención de hacer kms para recuperar las horas perdidas en la salida. Copito ha tenido que subir al tajo a hacer un par de horas. Llenamos los depósitos en la gasolinera Vista Alegre. Primer repostaje.

Los intercomunicadores funcionan perfectamente y vamos hablando todo el camino, cantando y riéndonos. Se hace muy ameno. Es un inventazo. No como los calefactables, pero se acercan.

La primera parada prevista es en Miranda de Ebro, a comer con Cristina Folgado. El GPS nos deja en la misma puerta. De momento un diez. Cris nos espera con un pollo cojonudo y una ensalada espectacular. Gracias Cris. Café, cigarro, muñeco de barro y a seguir que aún nos queda mucho tramo. Cristina nos recomienda una gasolinera barata antes de entrar en el reino francés, que se prevé será caro de cojones. Segundo repostaje y a tirar millas.

De paso por el País Vasco

Que el paisaje vasco es la ostia es sabido por todos, pero a medida que vamos subiendo por la costa francesa nos quedamos flipaos. Pasamos por unos pueblos que parecen de cuento, jardines de concurso, casas de película… Da la impresión de que compiten entre los vecinos a ver quién tiene el mejor jardín. Pero algo extraño empezamos a notar: a pesar de que toda la zona está pensada para el turismo, todo está prácticamente desierto. Los pueblos, a pesar de estar increíblemente cuidados, están vacíos. Nadie por las calles, ventanas cerradas. Hay para practicar todo tipo de actividades, gynkanas, hípica, carriles bici por todos lados, etc. Pero ni dios. El comentario es: ¡¡si estamos en mayo ya!! Where is the people?

Hay muy poco tráfico y eso nos permite llevar un buen ritmo. Las carreteras están muy bien, sin baches ni sorpresas. Vamos haciendo kms siempre con el mismo comentario: ¡¡ qué bonito, joder !! y ¡¡ qué raro que no hay ni dios !!. El GPS chinorris me da algún lío. El tema es que llevo marcados unos waypoints que, si no los paso correctamente, me obliga a hacerlo y me manda para atrás. Así que damos algún rodeo hasta que detectamos el juego. El TOMTOM va perfecto.

Llegada a Arcachón, junto a Duna de Pyla

Llegando ya a la Duna de Pyla se nos hace de noche mientras pasamos por una zona que intuimos debe ser cojonuda por las lucecitas que se ven en las orillas de los lagos. La zona pinta de la ostia. El camping elegido está cerrado y continúa la ausencia de gente. Preguntamos en el bar por algún alojamiento, pero mal asunto. Todo chapao. Nos mandan al pueblo de al lado, Arcachón. Llegamos, y tras dar unas vueltas para ver cómo está el patio, nos decidimos por uno de los hoteles que hemos visto nada más llegar. HOTEL LE DAUPHIN. Nadie por las calles, a pesar de que no es muy tarde.

Arcachón
Arcachón

Son las 22:30 aproximadamente. Nos cambiamos y vamos a tomar una cerveza. Localizamos prácticamente el único bar abierto, que está en la playa, y pa’dentro. Hay unas 6 ó 7 personas en la terraza. Camarero, dos pintas por favor. Comentando la jornada aparece un señor mayor que empieza a arrimarse demasiado. Lleva un pedal considerable y empieza a dar la chapa y ponerse muy pesado. Copito me saca una foto antes de pasar de él. Nos da la impresión de que el hombre busca “algo más”.

¡AUN NO HEMOS VISTO LA DUNA DE PYLA! Son las 23:30 más o menos y nos vamos a la piltra. La habitación es pequeña pero cumple los objetivos: limpio y barato. Además tenemos desayuno.

Buenas noches.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

One thought on “Escocia en moto – De Zamora a Arcachón (Francia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *