Escocia en moto – De Saint Floxel a Elbeuf

John Steele casi 100 años después
John Steele casi 100 años después

EL DIA D.

Pues eso. Buenos días. Sigue sin llover. Ole.

Al lío que hoy hay ganas de guerra. Nunca mejor dicho. Pretendemos visitar 7 u 8 sitios típicos del desembarco. Llevo todos los POIS en el GPS. Richi nos ha comentado algunos sitios que no nos debemos perder.

El primero es el Museo Airborne. Es donde quedó un paraca colgado en una iglesia. Pagamos la entrada y al tema. Bastante interesante todo, mucho muñeco, mucha maqueta, vitrinas con armas, un tanque, un avión. Todo bien puesto. Luego resultó ser el mejor de los museos que vimos.

Point du Hoc

Segunda parada: Point du Hoc. Acojonante. Un lugar plagado de bunkers al borde de acantilados. Si has jugado al call of duty sabrás de lo que hablo. De hecho los pueblos que vamos pasando están perfectamente reflejados en el famoso juego. Lo han clavao. Es como estar echando una partida. Fotos, fotos y más fotos. Y gente.

Copito a punto de subirse a un Sherman
Copito a punto de subirse a un Sherman

Omaha Beach

Tercera parada: Museo día D Omaha Beach. Un truño como la copa de un pino. Es un caseto con maquetas. Y un poco de antiaéreos en la entrada, pa’dar un poco de vidilla. ¡¡TRU-ÑO!! Más fotos.

Cuarta parada: Omaha Beach. La verdad es que me había hecho la idea de que sería una playa de tres pares de cojones. Y nada de eso. Una playa normalita con un monumento y unas banderas. Además hay chaletitos y todo. Es bonito pero llevaba otras expectativas.

Tres monumentos ;)
Tres monumentos 😉

Cementerio americano de Normandía

Quinta parada: Cementerio americano. Esto sí. Esto es la reostia. Toque yanqui na más llegar. Banderazo y tal. Todo muy americano. Pero está muy bien coño. Hay que reconocerlo. Las crucecitas que había visto en la tele allí están todas. Es un lugar donde hay mucha gente, y vivos también. Merece mucho la pena verlo, y sentirlo, el que lo sienta. Quizás si no es por todos estos muchachos ahora estaría hablando en alemán o yo que sé. Hermanos de sangre.

Cementerio estadounidense de Normandía
Cementerio estadounidense de Normandía

Baterías alemanas

Sexta parada: Baterías alemanas. Lo cojonudo de este sitio para mi es que, según vamos por esas carreteras recorriendo las costas del desembarco hay un montón de parapentes por el aire. Y es que tienen allí como 20 ó 30 ó 40 kms para recorrer ¡¡VOLANDO!!. Si tuviera un velamen aquí… El sitio es interesante porque aún se ve la cañonería que usaban los rubiales para defenderse de tanto acoso. Todavía están allí. Sin vallas ni nada. Si es España, fijo que estarían hasta arriba de grafitis y condones.

Copito en la madriguera
Copito en la madriguera

Séptima parada: Museo del desembarco. Llegamos. Nos colamos en el parking sin saberlo. Pagamos la entrada. Más maquetas, más muñecos, vemos una película explicativa e interesante del asunto y decidimos que ya está bien de tanta maqueta. Está bien pero más de lo mismo. Pasamos de los dos últimos museos y decidimos tirar para quitarnos kilómetros de la etapa de mañana.

Decidimos que cuando lleguen las 20:30 más o menos, buscaremos un sitio para dormir. En el primer sitio nos miran y nos dicen que nanai, que tienen una convención. Pse.

Txaguin comprobando calibres
Txaguin comprobando calibres

Elbeuf

Seguimos y llegamos a Elbeuf. HOTEL LE PROGRESS. Un solo pavo con aspecto marroquí se encarga de todo. Atiende la barra, cocina, limpia, ordena, manda. Es de pocas palabras pero muy majete. Nos deja guardar las motos en la parte de atrás, donde guarda los cubos de basura y trastos viejos. Y sufrimos un percance mientras colocamos las motos. La moto vence a Merino y los dos al suelo. Se le ha metido la pata de cabra en un agujero de tierra. El tipo la agarra y la levanta como si fuera algo que hubiera hecho toda su vida. No le pasa nada ni a Copito ni a la moto. Ningún problema.

El hotel es viejo, y el colega nos comenta que lo ha cogido hace un mes, que está él solo, y que le disculpemos porque no está en muy buen estado. En peores plazas hemos toreao. Espera tenerlo a punto en unos meses. Es muy majete, y nos prepara una cena con toda la intención del mundo. Me cae muy bien. Después de la cena, a sobar.

Buenas noches.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *